Branding Corporativo: Qué es y cómo tener una marca que atraiga clientes a tu empresa

Crear un branding corporativo e impactar con él para que todos tus potenciales clientes te reconozcan y asocien tu marca, no es algo sencillo.

Porque este branding lleva un proceso estratégico detrás.

Y como suele pasar, sin estrategia no vas a ningún lado.

Ahora tocan las preguntas obligatorias: ¿tu marca tiene estructura? ¿está bien definida? ¿refleja lo que en realidad es la empresa?

Las respuestas a las dudas están en este artículo, ya que te voy a explicar qué es el branding corporativo, cómo crearlo paso a paso y ejemplos prácticos y exitosos.

Qué es el branding corporativo y para qué sirve. Descubre cómo hacerlo paso a paso. Clic para tuitear

Además te enseñaré la historia del branding corporativo para que veas que esto va a seguir existiendo a lo largo del tiempo.

¡Vamos a por ello!

¿Qué es el branding corporativo?

El branding corporativo se refiere a la construcción de la imagen de una empresa en la mente de los consumidores, no enfocado solo en la apariencia sino en cómo es percibida.

Cómo te he comentado al principio, en el año 350 A.C se usó la palabra “brand” para referirse al marcaje físico de las reses.

Ya en el 1500 D.C los rancheros sellaban al ganado con signos simples para demostrar que eran de su propiedad.

Por lo tanto, estas marcas son consideradas como los primeros logotipos de la historia.

Hoy en día, seguimos empleando esta técnica con elementos más especializados y complejos para diferenciar nuestros productos de la competencia y sobresalir.

Y ojo, levantar estos cimientos requiere de asociar el nombre de la compañía a un producto, sus valores, misión, reputación y cultura.

Voy a explicarte cómo funciona el branding corporativo, con un simple juego mental para inspirarte.

Lee las siguientes palabras y establece vínculos con una marca:

  • Café
  • Comida rápida
  • Hamburguesas
  • Maquillaje de mujer
  • Crema dental
  • Ordenadores

Bien, ahora piensa en estos negocios que te han venido a la cabeza.

¿Los productos  o servicios son de calidad?
¿Confías en lo que te ofrecen?
¿Experimentas buenas sensaciones al recordarlos?
¿Compartes sus valores?

Te resumo el experimento, la relación que creaste es lo que llamamos: branding corporativo.

Se lee rápido pero el proceso de lograrlo no es sencillo.

¿Para qué sirve el branding corporativo?

Imagina que tu empresa es un copo de nieve que cae en la ventana de tu casa.

El branding corporativo es lo que tiñe de rojo ese pequeño cristal de hielo. Es decir, lo destaca.

Resulta difícil no mirarlo.

Y va más allá de una analogía, incluso de dar un nombre y logo a tus productos y servicios.

Para que conozcas la utilidad del branding corporativo, es importante definir un aspecto estratégico: La marca.

De manera elemental, te comento que la marca es el punto distintivo con la competencia.

A través de ella, los usuarios perciben una imagen fiable, que cuenta una historia, experiencias y transmite emoción.

Aclarado el aspecto sobre qué es la marca. Te presento una lista de los elementos que aporta el branding corporativo a tu negocio.

Tendrás más fuerza en tu sector

Ya que consolidarás tu compañía en el mercado.

Con la marca reforzada, la diferencia estará acentuada con la competencia y por lo tanto destacarás frente a la audiencia que quieres conquistar.

Ocuparás la memoria de los clientes

Si la marca transmite un mensaje acompañado de la estrategia correcta, impactará al público objetivo por más tiempo.

La intención de compra en los consumidores aumenta:

Si las personas no conocen la identidad de la empresa se genera desconfianza.

Pero si la marca transmite el mensaje pertinente, la confianza se contagia de manera automática.

La novedad puede tocar la puerta

Una vez captado el público, el lanzamiento de un nuevo producto o servicio tendrá una mejor aceptación que si no hubieras trabajado el branding corporativo.

¿La razón? Los clientes se fían en tu marca ya que consideran que también resolverá sus problemas o necesidades.

Alcanzas nuevas audiencias

Cuando creas tu imagen de marca centras la atención en un público determinado.

Con el branding corporativo puedes atraer otras audiencias o producir cercanía con otro sector que son de interés para tu negocio.

Tienes que tener claro antes de diseñarla lo que quieres conseguir.

Obtienes clientes fieles

Contar con una marca única y atractiva es motivo de orgullo.

Es similar, a lo que experimenta  una persona que compra un ejemplar de un “Repetición de Minutos” de Patek Philippe.

¿Quién no se siente satisfecho de confiar en una empresa que tiene una marca única y atractiva?

Por eso es importante que sus elementos sean transparentes y emitan valores claros.

Creas vínculos

Y de los mejores, ya que involucra las emociones, y como ya sabrás, los sentimientos mueven el mundo.

Un producto que te lleve a los momentos más bonitos de la infancia, se convertirá en un Top of Mind.

Y por último, y no menos importante, el branding corporativo  extiende su influencia en los stakeholders – empleados, accionistas, comunidades y líderes de opinión- optimizando el desempeño de las acciones de marketing y oportunidades de negocio.

que es el branding corporativo

Cómo hacer un branding corporativo paso a paso

Hay numerosas formas que te explican cómo hacer branding corporativo.

Aquí sí importa el orden de cada paso, ya que la ejecución del uno abre la puerta al otro.

Mi consejo es que los cumplas con coherencia para que obtengas resultados efectivos.

Pero antes de comenzar aclaremos que en el branding corporativo hay muchas teorías.

Por ello es oportuno definir tres fundamentos que servirán de orientación al momento de llevar a cabo con éxito el branding corporativo:

Elemento único: Tal como te he comentado a lo largo del artículo, la bandera del branding es marcar la diferencia con la competencia.

Esto se logra con varios tips, pero el principal es resaltando los atributos que te convierten en la mejor opción del mercado.

¿Imitar o no?: Este punto tiene mucho de filosofía y religión. Así que “No imites lo malo sino lo bueno…”

Por lo tanto emula ciertas características de los líderes de tu sector. Dale el toque distintivo que te aporte exclusividad y lleva ese cúmulo de ideas a tu marca.

Mezcla: Se trata de combinar, un poco, las estrategias empleadas por lo competidores con los elementos distintivos de la empresa.

El resultado se traduce en obtener un destacado posicionamiento en el mercado con tu marca.

Ahora sí. Voy a contarte el paso a paso para hacer el branding corporativo de tu empresa:

Define a tu empresa y su nombre corporativo

psicologíaAntes de conocer tu público objetivo, debes preguntarte: ¿Qué  voy a ofrecer?

Es  muy común que las personas que construyen una vivienda, comiencen por el tejado para pasar luego a las paredes.

Infinidades de compañías desarrollan su marca sin conocer el fondo de la empresa.

Y aunque no lo creas, esto pasa más de lo que imaginas.

Por esta razón SIEMPRE recomiendo un estudio detallado de la identidad para alcanzar una marca corporativa exitosa.

¿Cómo pretendes que te conozcan si no tienes claro qué eres y para dónde vas?

Entonces, lo primero es crear un perfil corporativo o lo que se conoce como estrategia DDC (Defínete-Diferénciate-Comunica).

Incluye los clásicos: misión, visión, valores, perspectivas, objetivos, productos, servicios y equipo.

Cada ítem resumido en una extensión de máximo 5 líneas es suficiente para conocer de qué se trata la empresa.

Es importante, unificar el mensaje en este punto para que la imagen sea percibida de manera uniforme por los empleados, clientes y la competencia.

Ahora pasamos al proceso de escoger el nombre del negocio o “naming”.

Recuerda que este genera en el usuario una imagen mental, por lo tanto las características deben facilitar la memoria y la asociación a determinado concepto.

Un nombre poco adecuado puede convertirse en un problema.

Hay dos maneras sencillas de escogerlo:

Común y asociado al producto o servicio que ofreces. Por ejemplo: Autopartes Madrid, Pasteles La Condesa, Licor de Miel “La Abeja”, etc.

Más libre y personalizado. Como Apple, El Corte Inglés, Mercadona, entre otros.

Ya sea vinculado a la actividad que realizas o un nombre más elaborado, hay características que no debes dejar a un lado al momento de determinar  el nombre de la compañía:

Único y de impacto. Un error común es seleccionar nombres similares a otros que ya existen el mercado como:

Hamburguesas Macdaniel o bebidas Koka Kola.

Te suenan, ¿verdad?

Con esta práctica el consumidor resultará confundido y llegará a tu marca solo por casualidad.

Mi consejo es que debe ser original y que transmita el mensaje correcto, pero dejar siempre una estela de expectativa.

En resumen, jamás engañes a tus posibles clientes.

Corto y preciso. El nombre debe abreviar lo que quieres transmitir y sobre todo fácil de recordar.

No es igual mencionar a la Nike que a Equipos Integrales de Computación y Tecnología del norte de Valencia-España.

El segundo incluso da pereza de leer.

De simple escritura, pronunciación y que se escuche bien. Para ello es importante tener claro quién es el público objetivo.

Es fundamental escribir y hablar como ellos, solo así se sentirán identificados.

Te recomiendo tener una visión de cómo se escuchará el nombre de tu empresa en las publicidades.

Ya que uno de los sentidos que debes aprovechar es el oído. A través de él lograrás despertar emociones y generar confianza.

Con buena traducción. Con esta observación quiero que no caigas en una práctica generalizada.

Ten claro que no siempre funcionará  el nombre  en otro idioma. Ya te digo por qué.

Maoli es de Sudáfrica y llegó a España con la intención de fundar una escuela de baile.

Y optó por el nombre de: Academia de Umdaniso Africano.

Umdaniso es la traducción de danza en el idioma xhosa que es una de las once lenguas oficiales de Sudáfrica.

¿Qué hubiera sido perfecto para esta academia?

Llamarse Academia de Baile Africano. El mensaje es más directo y transmite qué es y qué ofrecen en un “plis plas”.

Pero no todo es malo, hay excepciones como “Reebok”, la marca estadounidense de zapatillas deportivas, ropa y accesorios;  cuyo nombre fue inspirado en el afrikáans rhebok que es un antílope africano.

No es cuestión de suerte, solo hay que investigar, probar y corregir hasta obtener el adecuado.

Define a tu audiencia

terapeutasSuena un poco desagradable,  pero si no sabes a quién te diriges estarás yendo directo al fracaso.

Es inevitable que las compañías  que emiten “mensajes de agua”  consigan resultados no tan satisfactorios.

Y con “mensajes de agua” me refiero a contenidos con características similares a este elemento natural:

  • Incoloro – Un branding corporativo sin color.
  • Inodoro – Un branding corporativo sin olor.
  • Insípido – Un branding corporativo sin sabor.

Aquí está la importancia de definir el público objetivo o “buyer persona” y no consiste solo en determinar la edad, sexo y localización.

Va más allá.

Es comprender el público como si fuera tu mejor amigo.

Hay que ponerle nombre, situación personal, profesión, comportamiento, objetivos de vida, retos, preocupaciones, deseos y miedos.

Hacer branding corporativo con éxito tiene como pilar este aspecto.

Analiza tu sector

lead magnetLa ausencia de competidores significa varias cosas, una de ellas es que el producto o servicio ofrecido no tiene demanda en el sector que te interesa.

Lo otro, es que lo novedoso influye en el mercado que aún se encuentra inmaduro.

Lo ideal es que cuentes con competidores, si no es así te toca actuar como el agricultor: allanar el camino y preparar el terreno para captar clientes.

¿Cómo se hace?

Te voy a mostrar un sencillo análisis  que te aportará la información necesaria para conocer quién es tu competencia.

Por ello  clasifica a tus competidores en los siguientes grados:

De primer grado: Se refiere a las empresas que funcionan en el mismo mercado, con el mismo canal de distribución y productos semejantes.

Por ejemplo, las tiendas de ropa para bebé, restaurante, hoteles y negocios de marketing digital.

De segundo grado: Son las que operan en el mismo mercado, su interés está centrado en los mismos perfiles de clientes pero los productos o servicios difieren.

Un ejemplo de esto son las ventas ambulantes de comida rápida y los restaurantes.

De tercer grado: Están centrados en aquellos que presentan productos o servicios que cubren las necesidades generales de los consumidores.

Los supermercados y los restaurantes son ejemplos de este aspecto.

En la misma línea de analizar el sector, es  interesante que  formules respuestas para las siguientes interrogantes:

  • ¿Cuáles son las cualidades del producto o servicio que generan buenas reacciones en tu target?
  • ¿Cuáles son las estrategias de posicionamiento?
  • ¿Qué percepción tienen las marcas que son consideradas tu competencia?
  • ¿Con qué recursos cuentas para diseñar y ejecutar una campaña de posicionamiento?

A partir de estos  elementos  y las soluciones  a las preguntas, obtén  la mayor cantidad de información sobre tu nicho de mercado.

Crea una imagen visual acorde a tu marca

página web optimizadaAl llegar a este punto, ya tienes claro quién es tu público objetivo, la misión, visión, valores y todo lo que que caracterice tu negocio.

Entonces vamos a pasar al siguiente aspecto: el diseño visual,  que comprende el logotipo, paleta de colores, tipografía y otros componentes.

Para el branding corporativo es esencial dos puntos:

Logotipo: 

El logotipo es la imagen de la marca, debe ser representativo de la idea del negocio.

Te aconsejo que al momento de diseñarlo incluyas tres características: Simplicidad, fácil de recordar y atractivo para tu público.

Eslogan: 

La frase debe complementar la identidad visual,  ser  llamativa  y original.

Y adicional en la construcción de la identidad visual es importante que no apartes tu atención de:

Color:

Ya que de él dependerá la percepción que tenga el público sobre el producto o servicio.

Tipografía:

Ya que las formas de las letras que emplees proyectarán o no emociones.

Geometría:

Sean círculos, cuadrados, líneas o triángulos. Las estructuras usadas transmitirán amor, tranquilidad, profesionalismo, eficiencia y armonía. ¡Escogelas bien!

En fin, el diseño web, las fotografías, los flyers y todo lo relacionado a la imagen debe caracterizarse por la armonía.

Solo así el branding será efectivo.

Realiza un plan para promocionar tu marca

branding marcaEs el momento de materializar el branding corporativo de tu empresa a través de un plan de marketing digital.

Para cumplir con esta meta es interesante que antes sigas una serie de recomendaciones.

Adecúa el logotipo a los diversos usos y formatos.

Crea el manual con la intención de definir y planificar la aplicación de los colores.

Unifica el estilo de la marca, para que los productos o servicios estén alineados en un mismo concepto.

En cuanto a la estrategia, el branding corporativo va más allá.

Pasa a un nivel  más profundo y especializado hasta lograr que el usuario  se refleje con la compañía.

Así que, cuando llegues a este nivel de la escalera  aplica lo siguiente:

Personalidad de la marca: ¿Cuáles son las cualidades que la identifican?

Tono de voz: Es el tipo de lenguaje y estilo de cómo quieres comunicarte.

Canales: ¿En qué plataforma interactúa con más frecuencia tu público objetivo? ¿Blog, redes sociales o correo electrónico?

Te recomiendo que no optes por todos sino por aquel o aquellos que resulten estratégicos para lograr los objetivos.

El último aspecto del plan para promocionar tu marca está el marketing de contenido.

Las personas no se enamoran de los productos, se enamoran de lo que sienten con ellos.

Y ese sentimiento se alimenta cada día. Porque un cliente puede comprar un vehículo una vez, pero a diario consume el contenido que produce la empresa que los vende.

Para que obtengas los resultados que esperas cumple con esta pequeña lista de pautas:

Coherencia: El contenido debe ir de la mano con los valores que deseas promocionar.

En cuanto al estilo, debe ser el mismo, no es recomendable escribir de una forma en el blog y de otra en las redes sociales.

Que te acepten por tu personalidad y no por los diversos rostros que muestras en las plataformas.

Aporta valor: Para ello conoce las inquietudes de tu público, dudas, problemas y miedos; solo de esta manera  podrás personalizar el contenido.

No hables solo de la marca: ¿A quién no le resulta incómodo escuchar a una persona conversar durante horas sobre sus logros y lo increíblemente bueno que es en todo?

Si vendes móviles, no te centres en la dirección de tu establecimiento, horarios, formas de pago y  productos que ofreces.

Es más efectivo, que informes sobre el uso conveniente de los equipos, avances tecnológicos en el área y cómo limpiarlos de forma adecuada.

Es decir, datos que aporten enseñanzas y soluciones.

Ejemplos de branding corporativo

Si analizamos de manera racional algunas de nuestras acciones al momento de comprar, no tiene sentido pagar más dinero por un producto que nos ofrece los mismos beneficios que otro de menor valor.

Pero en realidad, es lo que hacemos todos los días.

Y estas decisiones “irracionales” son el fruto de campañas de branding corporativo, diseñadas de manera milimétrica.

En resumen,  la creación de valores vinculados a la marca consigue elevar el precio de los productos o servicios.

Lo verás mejor en una serie de ejemplos de branding corporativo exitoso.

Starbucks

Es una marca que se centra en las personas y sus emociones.

Un entorno joven que llama a sus clientes por su nombre (lo escriben con tinta indeleble en el vaso que entregan al cliente).

Ni hablar de los locales, están diseñados para compartir con desconocidos, sillones cómodos y WIFI gratuito.

Por todo lo que te acabo de explicar, se permiten el lujo de cobrar 5 veces más por una taza de café.

Coca Cola

Durante años, la estrategia de esta bebida gaseosa ha sido contar historias sobre las familias, amigos, diversión y felicidad.

Es tal la asociación que tiene Coca Cola en la vida de sus consumidores, que en los tiempos de crisis mundial desaparece de los medios.

La razón es muy clara, no quiere ser vinculada con momentos desagradables.

La compañía se dirige a su audiencia –a la que  conoce a la perfección- con mensajes claros y sencillos que responden a sus expectativas.

Dove

Más conocido como el jabón con un cuarto de crema humectante, apuesta con su estrategia a la belleza real.

Muestra a mujeres de distintas razas, edades e incluso con imperfecciones en la piel como manchas y cicatrices.

Centra su mensaje en el factor empatía y les resulta. Hoy Dove se comercializa en más de 80 países  y el contenido que presenta está disponible en 25 idiomas.

Lego

¿Quién no ha tomado una pieza y la asocia a la creatividad y diversión?

La compañía se ha encargado  de darle vida a su producto a través de  colores y el logotipo.

Incluso en sus tiendas se exhiben grandes obras hechas con lego.

En el 2014 sacaron un as bajo la manga y presentaron la  mayor muestra que se toman el branding en serio.

Lanzaron la historia cinematográfica “Lego, la película” que narra sobre la importancia de creer en las capacidades a pesar de los problemas.

El resultado obtenido fue que la marca reforzó su personalidad y atrajo nichos de mercados distintos.

Conclusión: ¿Necesitas un branding corporativo para tu empresa?

En definitiva sí.

Y no hay espacio para  dudar de las ventajas que ofrece el  branding corporativo.

Las razones son las mismas   que te he explicado a lo largo del artículo:

Te las resumo:

  • Aumenta el valor de tus productos o servicios.
  • Crea lazos emocionales.
  • Fideliza a los clientes.
  • Sobre todo ayuda que te destaques por encima de tu competencia.

Al final, con el branding corporativo cada negocio crea su perfil.

Al igual que en los clientes, la  personalidad refleja la forma de hablar, de comportarse y hasta de inclinarse o por una chaqueta de lana o mezclilla. Lo mismo con las empresas.

El éxito está en que los consumidores escuchen o vean el nombre de la marca y lo vinculen con experiencias positivas.

Si quieres mejorar tu branding corporativo es hora de empezar. Y si necesitas ayuda con el proceso, ¡escríbeme!

¿Necesitas ayuda para potenciar el marketing digital de tu proyecto?

Si estás buscando a profesionales que realicen servicios de diseño web y marketing digital en tu negocio haz click en el botón.

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Deja un comentario

Responsable: Bego Romero (Begoña Romero)
Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o gestionados por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

Bego Romero

Blog Bego Romero

Soy Bego, Consultora de Marketing Digital y Fundadora de la Agencia de Marketing Aceleradora Digital. Ayudo a negocios como el tuyo a digitalizarse y automatizar sus ventas online para mejorar su visibilidad en internet y aumentar su facturación.

También puede interesarte...

PASOS PARA UNA WEB RENTABLE

¿No logras vender a través de tu página web?

Descarga la guía y empieza a rentabilizar tu proyecto.